Saltar al contenido

Preguntas que podrían cambiar tu relación de pareja

Tanto la rutina diaria como el paso del tiempo pueden llegar a convertirse en aspectos fatales dentro de una relación de pareja, incluso en aquellos casos en los que existe un gran amor de por medio.

Índice de contenidos

Con estas preguntas podrás cambiar tu relación positivamente

Y aunque dentro de internet existen numerosos consejos sobre cómo reavivar la chispa o la pasión, en esta oportunidad te recomendamos tomarte el tiempo para responder algunas preguntas relacionadas con la pareja.

Si aún continúas teniendo la certeza de que él o ella se trata de la persona con la cual deseas pasar el resto de tu vida, lo mejor es que busques formas de mejorar tu relación, y un gran modo de hacerlo puede ser realizándote las siguientes preguntas. Es conveniente que intentes responderlas de forma objetiva y asegurarte de estar en calma.

¿De qué forma se conocieron?

El recuerdo del momento en que conociste a tu pareja suele ser especial y permanecer en la memoria, revívelo y date cuenta si aún te emociona pensar en ello.

¿Qué fue lo primero de tu pareja que llamo tu atención?

Hubo algo en él o ella que logro llamar tu atención en un primer momento, ¿qué fue?, ¿aún sigue ahí?

¿Qué realizaron durante su primera cita?

Esa primera cita que tuvieron consiguió sembrar algo que termino dándote el ánimo necesario para continuar junto a esa persona, en algunos casos solo debes recordar qué fue ese “algo”.

¿En qué momento se dieron cuenta que tenían algo especial?

Por lo general, pensar en esto te llevará directamente a algún momento en particular, ya sea un lugar, una cita o una palabra, hasta ese algo que logro encender la llama.

¿Qué fue lo que te convenció de que él o ella eran diferentes?

Sin duda, ella o él poseen algo especial que le permite distinguirse frente a las demás personas que has conocido, ¿aún existe ese algo?

¿Qué suelen pensar sus amigos sobre su relación?

Es aconsejable que realices esta pregunta de forma separada, es decir, sin tu pareja presente; ten en cuenta que una visión objetiva puede ayudarte a ver cosas que, tal vez, no habías podido percibir.

¿Qué es lo que piensan tus familiares sobre su relación?

Pese a que no lo pienses que es así, la opinión de la familia suele tener gran influencia sobre las decisiones que tomas en relación a tu pareja.

¿Han tenido que enfrentar obstáculos para poder estar juntos?

Sí es así, ¿ya los han superado?

¿Por qué se comprometieron en esta relación?

La respuesta a esta pregunta suele ser una de las más reveladoras a la hora de cambiar tu relación.

¿Cómo se comunicaban?

¿Lograban hacerlo con tranquilidad?, ¿Lo hacían de forma frecuente? No olvides que la comunicación está entre los principales pilares en una relación de pareja.

¿Qué cosas disfrutaban realizar juntos?

Quizás el hacerlas nuevamente juntos sea ideal para reconectarse y descubrir que aquello que tanto les gustaba en un principio sigue ahí.

¿De qué forma le demostrabas tu preocupación y amor por él o ella?

La comunicación se trata de una vía de dos sentidos, y teniendo en cuenta que ninguno de ustedes es clarividente, lo mejor siempre será que analices la forma en que transmites aquello que necesitas y/o sientes.

¿De qué modo se ayudan a mejorar como personas?

¿Se apoyan mutuamente te?, ¿Son capaces de hablar sobre sus defectos e intentar mejorar juntos?

¿Cuáles crees que son los puntos fuertes de su relación?

Haz un listado y léelo en voz alta.

¿Sanaste y/o superaste alguna herida a través de esta relación?

¿Tu relación comenzó por los motivos correctos?

¿En qué momento experimentaste una mayor conexión con tu pareja?

¿Has sentido esa magia que te hace querer volar o cantar? Piensa cuando fue que sentiste esto para saber si es posible sentirlo otra vez.

¿Por qué estás en esa relación?

¿Se trata de una relación por amor?, ¿es por conveniencia?, ¿te da temor la soledad?, ¿ya paso mucho tiempo y no existe alguien más? Puede que no sea fácil escuchar estas preguntas y que incluso, sea más difícil responderlas, sin embargo, hacerlo resulta esencial para que logres construir una verdadera relación de pareja sólida.

¿Existe algún resentimiento en su relación que aún no hayan resuelto?

¿Existe alguna cosa de la cual no hayan hablado?, ¿hay ciertas situaciones que aún te persiguen aunque ocurrieron hace bastante tiempo? Resulta esencial que ambos sean capaces de lidiar con dichas situaciones para resolverlas y así fortalecer su relación.

¿Desean algo similar para el futuro o, al contrario, cambiaron por completo?

Si tú y tu pareja solían tener planes parecidos para el futuro y con el paso del tiempo ambos cambiaron, resulta fundamental que hablen sobre ello para ver de qué forma se pueden conectar nuevamente.

¿Tienes secretos acerca de cosas importantes?

Siempre es bueno mantener algunas cosas privadas, sin embargo, la historia suele ser distinta cuando dichos secretos afectan directamente tu relación. Mejor es que tengas la capacidad de hablar de cualquier cosa que pueda afectar la relación sin miedo a la posible reacción que pueda tener tu pareja.

¿Te sientes amado/a?

Deberías poder responder esta pregunta sin pensarlo demasiado: ¿Cómo te sientes?, ¿consideras que tu pareja realmente te ama?, ¿sonríe al verte?, ¿crees que desea decírtelo todo y que seguramente tu vida sería diferente si no estuvieran juntos?

¿Realmente sientes que amas a tu pareja?

No solo es importante sentirte amado/a, sino también conectarte con tus sentimientos para preguntarte que tanto amas a tu pareja y si se lo demuestras; y resulta igualmente esencial evaluar el tipo de trato y el nivel de atención que tienes hacia tu pareja.

Si supieras todo aquello que sabes ahora ¿seguirías eligiendo a tu pareja?

No hay puntos medios, debes responder sí o no. En caso de que tu respuesta sea sí, significa que todo esta excelente, mientras que al sentirte tentado/a decir que no, lo mejor es que te preguntes cuáles son los motivos para que te sientas de esa forma y como podrías mejorar la situación.

¿Qué detalles tienes con tu pareja que le permitan recordar tus sentimientos?

Si eres consciente de esto, tendrás la posibilidad de repetir esos detalles y así demostrar a tu pareja cuanto la amas, del modo más efectivo posible, en cualquier momento.

¿Sabes qué frustra o enoja a tu pareja sobre su vida y su relación?

Poder expresarse y dialogar libremente sobre las cosas que les molesta a ambos, se trata, posiblemente, de la base para desarrollar una relación realmente sana.

¿Cuándo sentiste un mayor amor hacia tu pareja?

Siempre existen cosas que hacen que te enamores más de tu pareja cada día; tal vez su manera de hablar, la pasión que pone en todo lo que hace e incluso, el resto que pone cuando trata de solucionar algún  problema, etc.

Ser consciente de esto te dará la oportunidad de conectar con eso que aviva el romance y al mismo tiempo profundizas en esas cosas que te enamoraron en un comienzo.

¿Cuáles son las 3 aspectos que amas de tu pareja y la hacen única para ti?

Todas las personas poseen aspectos que las diferencian y hacen únicas; dejarle conocer a tu pareja cuáles de esos aspectos te gusta más, te permitirá ayudarle a mejorar su autoestima y tal vez, también a descubrir rasgos positivos sobre su personalidad los cuales no conocía.

Si tu pareja te faltara en este momento y no estuvieran juntos, ¿de qué forma te sentirías?

¿Te afectaría el no estar junto a tu pareja?, ¿no te importaría que no estuviera a tu lado? Responder estas preguntas te permitirá saber si tu relación es firme o si está fallando en algún sentido.

Todas las parejas tienen discusiones y peleas, pero ¿existe alguna cosa que hayas dicho o hecho que hiriera mucho a tu pareja?

Preguntarle si hay algo que le hiriera mucho dentro de su relación, te permitirá fortalecer tu relación al poder disculparte y evitar hacerlo nuevamente; también funciona al revés, es decir, que hagas saber a tu pareja sobre alguna acción que tuvo y te hirió.

¿Qué te produce más temor al pensar en tu relación?

Una manera de fortalecer la relación de pareja es preguntarse ambos que es aquello que les causa más temor al pensar en su relación, de este modo pueden trabajar en eso para mejorar y brindar mayor confianza a la otra persona.

¿En alguna ocasión has sido infiel? ¿Has pensado en serlo?

No solo puedes responder estas preguntas, sino que también puedes hacerlas a tu pareja a fin de conocer que pudiera estar fallando en su relación y solucionarlo.

Finalmente, ten presente que no existen respuestas buenas o que sean malas, ya que lo importante es ser honestos, dado que solo la honestidad y la buena comunicación pueden ayudar a mejorar y fortalecer una relación de pareja.