Saltar al contenido

Pequeñas leyes de la gratitud que cambiarán tu vida

La gratitud conlleva hacia la grandeza; y es que, literalmente, tiene la capacidad de transformar aquello con lo que contamos en algo más que suficiente, por ejemplo, convierte en el orden caos, el trabajo en placer e incluso, la incertidumbre en certeza, etc.

¿Cuál es el modo más sencillo de mostrar gratitud?

La respuesta es fácil, sencillamente agradecer; saber reconocer las cosas buenas que existen dentro de tu vida se trata de la esencia de la felicidad. A continuación estaremos presentando algunas pequeñas leyes de gratitud a través de las cuales podrás cambiar tu vida.

Es sencillo demostrar gratitud

Ahora bien, algunas de las leyes de la gratitud que puedes adoptar en tu vida para ser más agradecido por lo que tienes, son las siguientes:

Mientras mayor gratitud demuestras, mayores y mejores serán las cosas que atraerás y podrás agradecer.

  • Agradecer las cosas que tienes te permitirá acabar consiguiendo más.
  • Si te concentras en aquello que no tienes, jamás podrás tener suficiente.
  • La felicidad no siempre garantizará tu gratitud, aunque la gratitud siempre te permitirá sentirte feliz
  • Básicamente, no se puede disfrutar de forma honesta de algún momento, e inmediatamente después tener cara amargada a causa del mismo.
  • Ser feliz ahora mismo, no quiere decir que ya no tienes deseos por más, sino que te encuentras agradecido por aquellas cosas que ya posees y sabes ser paciente por las cosas que se encuentran aún por llegar.
  • Se trata de un ciclo bastante claro: agradeces y puedes sentirte afortunado por lo que posees, experimentas la felicidad y después consigues apreciar una mayor fortuna alrededor de ti.
  • El ser agradecido impulsa un perdón auténtico, lo cual te permite decir de la forma más honesta posible, “Agradezco dicha experiencia.”
  • Resulta absurdo llorar y/o condenar una lección de vida realmente importante.
  • El agradecer permite darle un mejor y más claro sentido al ayer, por lo que ayuda a conseguir paz en el presente y desarrolla una visión positiva acerca del futuro.
  • Jamás precisarás más de aquello con los que cuentas en algún determinado momento.
  • Suele decirse que la forma de oración más elevada consiste en agradecer; por lo que en lugar de orar para recibir cosas, lo mejor es dar gracias por aquellas que posees.
  • Si la vida te da miles de motivos para que seas negativo o pesimista, lo mejor es que pienses en esas buenas razones que existen dentro de tu vida para mantenerte positivo. Recuerda que siempre existe alguna cosa por la cual estar agradecido.

En el agradecer se encuentra incluido todo

  • Los días buenos te permiten ser feliz, mientras que los malos te ayudan a adquirir una mayor sabiduría. En cualquier caso, tanto los días malos como los buenos resultan esenciales.
  • Dado que todo lo que te ocurre favorece tu avance, tienes que incluirlas todas (tanto buenas como malas) dentro de tu agradecimiento; lo cual resulta especialmente cierto dentro del ámbito de las relaciones.
  • Y es que no solemos toparnos con gente común a lo largo de nuestras vidas, ya que, al darles una oportunidad, todas las personas cuentan con algo especial e importante para mostrar.

·         Aquello por lo que debes mostrar gratitud actualmente, cambiará con el paso del tiempo

  • Agradece cada cosa que posees en este momento ya que, honestamente, no sabemos cuándo cambiaran o que pasará el día de mañana. Las cosas que tienes hoy mañana podrían ser las que tenías. Habla y comunicate con todos, en especial habla con tu pareja.
  • La vida se encuentra en constante cambio, por lo que tus bendiciones estarán cambiando poco a poco a medida que pasa el tiempo.

Las mentes agradecidas jamás toman por sentado las cosas

  • La gratitud consiste en aquello que separa al privilegio y el disfrute.
  • Aquellas circunstancias y/o personas que hoy das por sentado, podrían llegar a convertirse en lo único que requieras el día de mañana.
  • El mayor agradecimiento no consiste únicamente en pronunciar palabras, es preciso vivir diariamente en base a esas palabras
  • Lo más importante no suelen ser las cosas que dices, sino el modo en que vives.
  • No te limites a dar las gracias en voz alta, demuestra que realmente estas agradecido.

La gratitud también consiste en devolver

  • Dentro del ajetreo de la vida diaria, resulta casi imposible percibir que recibimos muchísimo más de lo que solemos dar, y lo cierto es que la vida no podría ser rica si no existe tal gratitud.
  • Resulta tan sencillo sobrevalorar la importancia que poseen nuestros propios logros en comparación con la ayuda que le debemos al resto de las personas.
  • La gratitud no implica únicamente el recibir, consiste de igual manera en dar, sobre todo en esos momentos donde alguna persona realmente nos necesita.
  • La mayor forma de honrar esas cosas y/o personas que perdiste no consiste en el dolor, la mejor manera de hacerlo es través de la gratitud
  • Únicamente porque algo no haya durado eternamente, no significa que no fue el mayor regalo que recibiste en ese momento.
  • Da las gracias porque tuvieron la oportunidad de cruzar sus caminos y pudieron experimentar algo realmente increíble.
  • Para tener un agradecimiento auténtico, tienes que encontrarte totalmente en el presente
  • Cuenta las bendiciones que tienes dentro de tu vida y toma una respiración profunda que te permita estar consciente tanto del presente como de lo que posees en el momento.
  • Usualmente no prestamos atención al hecho de que el mayor milagro no consiste en caminar por encima del agua, sino en hacerlo sobre esta tierra verde; tener la oportunidad de vivir el presente, siendo capaz de apreciarlo para poder y sentirte totalmente vivo.

Deja a un lado el control permite incrementar el potencial del agradecimiento

  • En muchas ocasiones nos esforzamos mucho por intentar controlar cada pequeños aspectos que rigen nuestras vidas, sin embargo, esto solo nos agota y nos hacer perder de vista nuestros objetivos.
  • Aprende a tomar el control, se capaz de relajarte y dejarte llevar a través del camino que la vida pone delante de ti.
  • Anímate a probar cosas nuevas sin sentir temor, pero especialmente, asegúrate de ofrecer siempre lo mejor de ti y enorgullecerte por eso. Ten presente que olvidarse de las innecesarias expectativas te ofrece de verdad la oportunidad de vivir cosas nuevas; ya que las mayores alegrías de la vida por lo general son causadas tanto por las sorpresas, como por las oportunidades que aparecen de forma imprevista.

La verdadera gratitud aumenta, jamás disminuye

  • ¡Es de este modo! Lo bueno permite crear nuevas cosas buenas al mismo tiempo que atrae a tu vida a las personas idóneas. Al empezar a agradecer, será como una imán tanto para atraer cosas buenas como bendiciones, que llegan a ti como una lluvia directa desde el cielo. Jamás se detiene.

El agradecimiento cuenta con poder

  • La gratitud se trata de algo que se otorga a las otras personas e incluso, a alguna cosa abstracta.
  • Forma parte del mundo donde se da y no donde se recibe; sin embargo, el simple hecho de ser agradecido supone cierto nivel de satisfacción o un tipo de felicidad, al mismo tiempo que ennoblece tu corazón.

¿Cómo poner en práctica la gratitud para sentirte más abundante y feliz?

Ahora bien, a continuación presentamos algunos consejos sobre cómo aprender a poner en práctica el agradecimiento a fin de experimentar una mayor felicidad y abundancia dentro de tu vida:

Anota 10 cosas que agradezcas a lo largo de 21 días: Podrás percibir resultados realmente asombrosos, tu energía cambiará y aprenderás a ver las cosas de forma distinta, más positiva y feliz; además conseguirás atraer mayor abundancia y alegría hacia tu vida.

Se consciente durante todo el día de cada cosa que posees y agradece por ellas: Agradece cada cosa que tienes (un hogar, comida, automóvil, ropa, etc.), incluso las más pequeñas; entiende que se trata de un privilegio, y que tienes suerte de tenerlas.

Da gracias por el adecuado funcionamiento de cada parte de tu cuerpo: Agradece que puedes ver hermosos paisajes cada día y también a tus seres queridos, da gracias porque tienes la oportunidad de abrazar y tocar. Se agradecido porque puedes escuchar, conversar, correr, bailar, pensar, etc.

Da gracias a cada persona que te haya ayudado de alguna forma: Muestra gratitud por aquellas que te dan y no te enfoques en esas que no has recibido, ya que eso escapa de las cosas que puedes cambiar, y únicamente te afectara negativamente, convirtiéndote en una persona que es incapaz de disfrutar de las cosas buenas debido a que todo a su alrededor siempre le es insuficiente.

De igual modo, cabe señalar que resulta muy conveniente que de forma ocasional te tomes el tiempo para, sencillamente, sentir tu corazón repleto de gratitud y amor, permítete conectarte con esta sensación y podrás lograr que tu vida cambie considerablemente de forma positiva.