La gratitud conlleva hacia la grandeza; y es que, literalmente, tiene la capacidad de transformar aquello con lo que contamos en algo más que suficiente, por ejemplo, convierte en el orden caos, el trabajo en placer e incluso, la incertidumbre en certeza, etc.

¿Cuál es el modo más sencillo de mostrar gratitud?

La respuesta es fácil, sencillamente agradecer; saber reconocer las cosas buenas que existen dentro de tu vida se trata de la esencia de la felicidad. A continuación estaremos presentando algunas pequeñas leyes de gratitud a través de las cuales podrás cambiar tu vida.

Es sencillo demostrar gratitud

Ahora bien, algunas de las leyes de la gratitud que puedes adoptar en tu vida para ser más agradecido por lo que tienes, son las siguientes:

Mientras mayor gratitud demuestras, mayores y mejores serán las cosas que atraerás y podrás agradecer.

En el agradecer se encuentra incluido todo

·         Aquello por lo que debes mostrar gratitud actualmente, cambiará con el paso del tiempo

Las mentes agradecidas jamás toman por sentado las cosas

La gratitud también consiste en devolver

Deja a un lado el control permite incrementar el potencial del agradecimiento

La verdadera gratitud aumenta, jamás disminuye

El agradecimiento cuenta con poder

¿Cómo poner en práctica la gratitud para sentirte más abundante y feliz?

Ahora bien, a continuación presentamos algunos consejos sobre cómo aprender a poner en práctica el agradecimiento a fin de experimentar una mayor felicidad y abundancia dentro de tu vida:

Anota 10 cosas que agradezcas a lo largo de 21 días: Podrás percibir resultados realmente asombrosos, tu energía cambiará y aprenderás a ver las cosas de forma distinta, más positiva y feliz; además conseguirás atraer mayor abundancia y alegría hacia tu vida.

Se consciente durante todo el día de cada cosa que posees y agradece por ellas: Agradece cada cosa que tienes (un hogar, comida, automóvil, ropa, etc.), incluso las más pequeñas; entiende que se trata de un privilegio, y que tienes suerte de tenerlas.

Da gracias por el adecuado funcionamiento de cada parte de tu cuerpo: Agradece que puedes ver hermosos paisajes cada día y también a tus seres queridos, da gracias porque tienes la oportunidad de abrazar y tocar. Se agradecido porque puedes escuchar, conversar, correr, bailar, pensar, etc.

Da gracias a cada persona que te haya ayudado de alguna forma: Muestra gratitud por aquellas que te dan y no te enfoques en esas que no has recibido, ya que eso escapa de las cosas que puedes cambiar, y únicamente te afectara negativamente, convirtiéndote en una persona que es incapaz de disfrutar de las cosas buenas debido a que todo a su alrededor siempre le es insuficiente.

De igual modo, cabe señalar que resulta muy conveniente que de forma ocasional te tomes el tiempo para, sencillamente, sentir tu corazón repleto de gratitud y amor, permítete conectarte con esta sensación y podrás lograr que tu vida cambie considerablemente de forma positiva.