Saltar al contenido

Hábitos de las parejas felices

No suele ser sencillo definir cuando una pareja se encuentra realmente feliz, debido a que la felicidad no se trata de un estado que se mantiene inmutable con el paso del tiempo; y es que al igual que todo lo que se encuentra vinculado a los seres humanos, dentro de las relaciones de pareja es totalmente común que los momentos felices se alternen con momentos de incertidumbre, angustia y/o desasosiego.

¿Cuáles son hábitos que deben adoptarse para ser una pareja feliz?

Partiendo de esto, podemos decir que las parejas suelen ser verdaderamente felices cuando ambos miembros adoptan la mejor actitud, cuando se presentan distintas situaciones en sus vidas.

Para que una pareja pueda disfrutar de una relación feliz, es importante que ambos miembros siempre se encuentren en una actitud positiva. En consecuencia, será posible mejorar considerablemente la vida amorosa, solo al escoger hacerlo cada día.

Cabe decir que gran parte de lo que solemos hacer dentro de nuestras relaciones de pareja, y también como individuos, suele ser por inercia debido a los hábitos que hemos adoptado con el paso de los años.

Esa es la razón por la cual a continuación estaremos hablando sobre algunos de los hábitos que te podrían ayudar a encaminar tu relación de pareja hacia la comprensión y la felicidad:

Hábito 1: Ir juntos a la cama

De acuerdo con los especialistas, las parejas felices por lo general se resisten ante la tentación que supone irse a la cama en distintas horas; así, se acuestan al mismo tiempo, independientemente de si alguno tiene que levantarse después para realizar alguna cosa mientras que su pareja se encuentra durmiendo.

Esto se debe a que, al acostarse juntos y tocar la piel del otro, todavía logran sentir un pequeño hormigueo, a no ser que uno de los dos o ambos se encuentren muy agotados y en consecuencia, no sientan excitación sexual.

Hábito 2: Cultivar intereses comunes

En el momento en que los niveles de pasión disminuyen, resulta muy normal que las parejas perciban que no poseen muchos intereses en común. Es por ese motivo que es preciso no quitarle importancia a aquellas actividades que tengan la oportunidad de realizar y disfrutar juntos.

Así, incluso cuando no existan intereses comunes, las parejas felices trabajan por desarrollarlos, aunque resulta igualmente aconsejable contar con actividades individuales, a fin de evitar que la relación sea muy dependiente.

Hábito 3: Caminar tomados de la mano

En vez de que ocurra que alguno se quede atrás debido a que se para a ver alguna cosa, o porque camina un poco más lento, las parejas felices caminan cómodamente a un lado de la otra persona, por lo general, tomados de la mano.

De este modo, cuando uno de los dos desee detenerse a ver algo, suelen hacerlo juntos y así evitan perder el sentido de compañía.

Hábito 4: Confiar y perdonar

Las parejas felices no suelen desgastarse con discusiones y/o desacuerdos rutinarios en los que no consiguen ponerse de acuerdo, en su lugar, se perdonan y confían entre sí; evitando guardar rencor, y llegar al punto donde se mantienen de mala gana dentro de la relación.

Hábito 5: Enfocarse principalmente en lo que el otro hace bien y no en lo que suele hacer mal

Al comenzar a buscar cosas malas en nuestras parejas, es posible tener la certeza que  siempre conseguiremos algo; sin embargo, al hacer lo contrario, buscar solo las cosas buenas, es igualmente posible encontrarlas.

Todo depende de aquello en lo que deseemos enfocarnos. Las parejas felices se caracterizan por centrarse principalmente en los aspectos positivos.

Hábito 6: Abrazarse cuando se reencuentran después de un día de trabajo u otra actividad

La piel de las personas cuenta con una memoria capaz de recordar el amor (buenas caricias), el descuido (falta de caricias) y también el abuso (malas caricias).

Las parejas con relaciones felices suelen saludarse siempre con un abrazo al reencontrarse luego de un día lejos, lo cual les permite mantener su piel impregnada de “buenas caricias”.

Hábito 7: Decir “te amo” cada mañana y también “que tengas un buen día”

Esta supone una gran forma de fomentar tanto la paciencia como la tolerancia, ya que se trata de un modo muy apropiado de comenzar un día que podría estar lleno de inconvenientes, problemas y otros tipos de molestias dentro del trabajo o en cualquier lugar.

Hábito 8: Darse las buenas noches, sin importar cómo puedan sentirse

De esta forma, las parejas felices de demuestran que, independientemente de lo mal que puedan sentirse o de como este su relación, todavía se aman y se preocupan por el otro. Así logran demostrarse que el cariño que existe entre ambos es mayor que cualquier posible mal entendido.

Hábito 9: Llamarse y/o enviarse mensajes a lo largo del día

Enviar pequeños mensaje y/o llamar al otro para preguntar qué tal ha ido su día, consiste en uno de los hábitos más comunes entre las parejas felices.

Y es que esto les permite conservar tanto la complicidad como la conexión, incluso en esos momentos en que no se están viendo, al mismo tiempo que les ayuda a mantenerse en mejor sintonía al reencontrarse al final del día.

Hábito 10: Sentirse orgullosos de estar junto al otro

Las parejas felices disfrutan y están orgullosos de estar juntos, por lo que al encontrarse en público, es común que se tomen de la mano, se apoyen sobre el hombro del otro, que coloquen las manos sobre la rodilla o espalda del otro, etc.

De este modo se demuestran la conexión y el amor que hay entre ellos, en muchas ocasiones incluso lo hacen de forma inconsciente.

Hábito 11: Romper la rutina

En muchísimas ocasiones, es posible que la rutina haga que el amor que existe entre las parejas se apague lentamente, y en algunos casos, incluso cause la ruptura; esa es la razón por la cual tanto la sorpresa como la espontaneidad se tratan de aspectos de gran importancia dentro de las relaciones de pareja.

Así, el intentar nuevas cosas que ayuden a acabar con la rutina y poder sorprender al otro, permite fortalecer la relación cada día y permitir que la misma perdure por mucho tiempo.

Hábito 12: Cocinar juntos

Tal vez es posible que el separar las tareas resulte mucho más eficaz, sin embargo, el tomarse el tiempo para cocinar juntos podría proporcionar efectos muy positivos dentro de la pareja. Y es que al cocinar en pareja, la comunicación, creatividad y sensualidad suelen ponerse en juego.

Hábito 13: No jugar con los sentimientos del otro

Tanto la mentira como el engaño, se tratan de motivos por los cuales suelen terminar muchas relaciones de pareja, y es que las grandes cosas pueden deshacerse muy fácilmente al ser sostenidas con mentiras.

Las parejas felices no juegan con los sentimientos del otro, y cuando no tienen seguridad acerca de cómo se sienten, se lo dejan saber al otro; asegurándose siempre de mantenerse honestas y abiertas.

Hábito 14: Saber mantener la ira bajo control

Es importante comprender que nuestras parejas no se tratan de malas personas únicamente porque deciden tomar un camino diferente al que queremos. No hay que olvidar que existen numerosos caminos distintos a través de las cuales es posible llegar al lugar indicado.

En la mayor parte de las ocasiones, no tiene tanta importancia. Por eso, al sentirse enojadas y a punto de estallar, las parejas felices suelen optar por mantener silencio y evitar que su ira les domine. Se toman el tiempo necesario para calmarse y después hablan lenta y tranquilamente de la situación.

Hábito 15: Aceptarse exactamente como son

En numerosos casos, las personas suelen intentar cambiar a sus parejas de acuerdo a sus propios ideales; sin embargo, esto no es correcto y siempre acaba causando una gran decepción dentro de la relación.

Esto lo saben las parejas felices, ya que comprenden que la base para el amor consiste en permitir que la otra persona sea exactamente como es sin intentar cambiarla. Así, las parejas felices no buscan cambiar al otro, en su lugar se esfuerzan por apoyarse y crecer mutuamente.

Hábito 16: Saber elogiar

Las parejas felices son capaces de disfrutar del extraordinario modo en el otro les ha guiado hacia los lugares idóneos.

De esta forma, se dan la oportunidad de ser felices siempre que el otro consigue progresar y se alegran por sus victorias. Así, celebran sus logros y se esfuerzan por animarlo a alcanzar sus objetivos y ambiciones, a esforzarse tanto como puedan para ser su mejor versión.

Hábito 17: No tener miedo de demostrar su amor en público

Las parejas más felices suelen ser aquellas no temen demostrar sus sentimientos, sin importar que se encuentren en público.

Por eso, es normal que tomen la mano del otro al salir a la calle o que se abracen al ir al cine junto a sus amigos, etc. Y es que son plenamente conscientes de que un poco de cariño tiene la capacidad de marcar una enorme diferencia.

Para terminar, podemos decir que cada pareja es diferente y todas pueden ser felices a su modo; sin embargo, adoptando los hábitos que hemos mencionado a lo largo del post, es casi seguro poder garantizar la felicidad dentro de la relación.