Saltar al contenido

Aprende a controlar los celos y a superarlos

Con el paso del tiempo, es posible que las inseguridades y celos terminen convirtiéndose en uno de los principales enemigos de cualquier relación de pareja, ya que después de instalarse fuerte y profundamente, se vuelve bastante complicado lograr que desaparezcan.

¿Por qué surgen los celos?

Al presentarse ocasionalmente a causa del halago o la mirada de una tercera persona, podría llegar a ser algo simpático y suponer una señal de que el otro realmente se interesa en nosotros; sin embargo, cuando pasan a ser exagerados y aparecen cuando no existe un aparente motivo, aquello que en el pasado podía parecer algo simpático termina por convertirse en todo un conflicto.

Por lo que si estas en esta situación, te recomendamos que finalmente aprendas a controlar y superar tus celos a fin de mejorar tu relación; por eso a continuación te damos algunos consejos que podrían ayudarte a lograrlo.

Existen numerosos motivos por los que aparecen los celos, como por ejemplo, los mencionados a continuación:

  • En algunos casos, aparecen como consecuencia de patrones de aprendizaje intrafamiliar, los cuales se aprendieron en la infancia y llegan a la relación.
  • Podrían haberse desarrollarse como resultado de malas experiencias amorosas.
  • Por lo general, se encuentran vinculados con problemas de autoestima.
  • Están fundamentados sobre una sensación de temor ante la idea de ser abandonado.

¿De qué forma puedes controlar los celos?

Resulta totalmente normal tener celos una que otra vez. En realidad, numerosas personas suelen considerar los celos como una prueba de amor.

No obstante, al salirse de control, es posible que lleguen a arruinar los momentos cotidianos de una relación y en ciertos casos incluso, provocar la ruptura. Sin embargo, existen ciertas recomendaciones para aprender a controlar los celos, aplicando los siguientes pasos:

Determina que es lo que causa tus celos

En algunas ocasiones suelen aparecer como resultado de la falta de confianza en ti mismo, por lo que terminas creyendo que tu pareja podría abandonarte por cualquier otra persona; en otros casos puede ser consecuencia de experiencias anteriores, si es así, ha llegado el momento de superarlo y comprender que no existen relaciones iguales, cada una es distinta.

Asimismo, la influencia que supone el haber crecido dentro de un entorno familiar en el que tus padres solían celarse entre sí, puede incrementar tu predisposición a este asunto. De manera que es esencial que sepas determinar exactamente de donde proviene ese sentimiento.

Acepta que tienes un problema

Lo primero que debes hacer para aprender a controlar tus celos, consiste en admitir que tienes un problema de verdad, el cual se encuentra afectando negativamente tu relación de pareja.

Los celos son capaces de debilitar a las dos personas dentro de una relación y también podrían llegar a evitar que sigan juntos.

Si frecuentemente revisas las redes sociales, el móvil o el e-mail de tu pareja, en busca de señales que te corroboren que se encuentra engañándote; si no eres capaz de tolerar que tenga contacto con personas del sexo opuesto; si estás seguro/a que todos los hombres/mujeres desean “quitarte” a tu pareja, lo más seguro es que tengas un problema para controlar los celos.

Trabaja para mejorar la confianza que tienes en ti mismo

Aprende a saber lo que realmente vales, comprende y acepta tus cualidades y la razón por la cual tanto tu pareja como las personas a tu alrededor, deciden que tu compañía es de gran importancia; de esta forma podrás aprender a mantener los celos bajo control, ya que a medida que tengas más confianza en ti mismo, menos temerás de ser abandonado.

No olvides que todos necesitamos de nuestro propio espacio

Desear mantenerte junto a tu pareja en todo momento y/o absorber la mayor parte posible de su tiempo, no solo no impedirá que te engañe si eso es lo que quieres, también terminara haciendo que su relación se desgaste con mayor rapidez, ya que todos queremos y necesitamos tener nuestro propio espacio personal.

De manera que a medida que trabajes en la confianza de tu pareja, podrás ser capaz de darle su espacio.

Afirma tanto tu vida como tus sueños, enfócate en agradarte primero a ti mismo

Tener un espíritu positivo y evitar permanecer enfocado en la sensación causada por los celos y problemas, te permitirá ser capaz de controlar los celos. Así que no olvides que mientras le des mayor importancia a los celos, menos capaz serás de superarlos.

Realiza tus propios hobby y actividades sin la compañía de tu pareja

Ten presente en todo momento que, antes de conocer a tu pareja, eras una persona individual que tenía tanto pasiones como gustos propios; resulta esencial que a lo largo de tu relación mantengas eso presente.

Por lo que del mismo modo que le das espacio a tu pareja, tú también tienes que contar con tu propio espacio, y usarlo para practicar distintas actividades que te permitan aliviar la ansiedad e incrementar la confianza en ti mismo al llevar a cabo aquellas cosas en las cuales has demostrado ser bueno.

Evita pensar de forma destructiva y negativa, asegurándote de diferenciar realidad y ficción

En algunos casos, los celos hacen que perdamos la objetividad y comencemos a ver cosas que en realidad no existen, esa es la razón por la cual es fundamental que seas capaz de controlar no solo la hostilidad verbal, sino también la física, al estar frente a alguna situación que podrías considerar como peligrosa.

De modo que frente al inminente comienzo de un ataque de celos lo mejor es que te esfuerces por encontrar el tiempo para reflexionar y ser capaz de mantener la calma.

Es conveniente que busques un lugar tranquilo donde puedas bajar los ánimos y pensar en aquello que te molesta, ya que en ciertas ocasiones, teniendo la cabeza fría, es posible ver con mayor claridad esa situación que te molesta, y así poder determinar si estas exagerando o si se trata de una situación de verdad.

Presta atención al asunto del “sentido de propiedad”

Ninguna persona le pertenece a otra, la existencia de las parejas se debe a que dos personas toman la decisión, de forma voluntaria, de empezar una relación juntos; sin embargo, también las relaciones suelen mutar y en muchos casos terminan.

Pero al comprender que el mundo no acaba con el final de una relación, podrás entender que en la mayor parte de las ocasiones, tanto las reacciones irracionales como los celos frente a un posible abandono, no tienen ningún sentido, ya que no harán que la relación sea más duradera.

En caso de que tu pareja te fuese infiel varias veces y eso ha causado que te convirtieras en alguien muy celoso, tal vez sea hora de pensar y evaluar si de verdad mantenerte en esa relación es lo mejor para ti.

Ten en cuenta que los celos excesivos consisten en un círculo vicioso que solo causa desgaste y agotamiento, y al verte continuamente sometido a casos de infidelidad no te será sencillo mantener la objetividad, mejorar tu autoestima y superar tus miedos.

No “juegues” juegos

Los celos se caracterizan por ser realmente angustiantes y, un riesgo muy común ante situaciones de celos, suele ser tratar de hacer que tu pareja se sienta igual de celosa.

Sin embargo, el seducir a otras personas delante de tu pareja o expresar cuan divertido y atractivo es algún colega del trabajo, no hará que te sientas mejor y tampoco ayudará a mejorar la situación provocada por los celos.

No significa que debas pretender que no hay más personas dentro del mundo, sino sencillamente no usarlo para desquitarte y/o atacar a esas personas con el propósito de “darle una lección” a tu pareja.

Evita que tus sentimientos sean públicos

La celotipia se trata de tener la sensación de estar solo en medio de enemigos felices y sonrientes. Cuando todas las personas a tu alrededor saben acerca de tus inquietudes, tus ideas paranoicas acabaran por verse incrementadas.

De igual modo, al percibir que tus celos se han convertido en algo excesivo que incluso llegan a la violencia psicológica y/o física, tal vez sea el momento de que te tomes el tiempo para hablar con un experto.

Da a tu pareja un voto de confianza

Este punto suele ser algo tramposo, ya que el mismo pareciera que se tratara de decirte sencillamente “no seas celoso”; sin embargo, somos conscientes de que no resulta tan sencillo, ya que justamente el sufrir de celos es no tener la capacidad para confiar plenamente en tu pareja.

Debes tomar en cuenta que el no confiar en tu pareja consiste igualmente en un acto de agresión, ya que le tratas como una persona que no es digna de confianza; pero resulta esencial que ambas partes trabajen en evitar esto, y que mantengas siempre presente la importancia de esforzarte para conseguir dar ese voto de confianza. Para terminar, ten presente que pese a que cada pareja experimenta problemas, la idea consiste en trabajar y esforzarse por tener una relación sana y feliz en lugar de una montaña rusa llena de emociones negativas.